Saltar al contenido

Nos desplazamos de turismo al SUR

Sevilla es para mí la más encantadora de toda Andalucia, ya que fue testigo de la época dorada de la dominación árabe y su acerbo cultural es grandioso. Su patrimonio histórico, sus monumentos y su cultura la convierten en un lugar querido y admirado por el turismo nacional e internacional. Entre sus monumentos más representativos se encuentran la Catedral, el Alcázar, el Archivo de Indias, la Giralda y la Torre del Oro. Muchos monumentos de Sevilla fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. El Museo de Bellas Artes de Sevilla es el segundo en importancia de España. Sus plazas y parques son de una magnífica concepción, como el parque de María Luisa o la plaza de España.

La Universidad de Sevilla, fundada en 1505 es una de las más antiguas y visitadas de Europa. Muchas óperas han sido ambientadas en esta ciudad, tales como La fuerza del destino, Carmen o Las bodas de Fígaro.

Después de admirar la Giralda, es imprescindible visitar el palacio del Alcázar, construido en el siglo X por el Califa Abderramán III y posteriormente se convirtió en el palacio del rey católico Pedro I. No te puedes perder los encantadores Jardines del Palacio. Visitar el barrio de Santa Cruz y sus calles estrechas alineadas con naranjos y casas blancas, persianas verdes y patios llenos de macetas es visita obligada. Admira los puentes del Guadalquivir… Una Sevilla cargada de historia, de poesía y de tradiciones.

Por la noche, visitad el Barrio de Triana, la cuna del cante flamenco, la expresión de los pobres que se reunían en las tabernas y rivalizaban en creatividad. Este barrio se encuentra en el margen derecho del río Guadalquivir y ofrece un paseo lleno de encanto y color. Si tenéis tiempo y energía debéis ir a la Casa de la Memoria de Al-Andalus (calle Jiménez de Enciso, 28), permanece abierta todas las noches. Este antiguo palacio andaluz mantiene todo su esplendor oriental: el patio cercado por arcos es el escenario dónde siempre ofrecen un espectáculo los mejores alumnos de la Escuela de Flamenco de Sevilla. Debéis reservar con suficiente antelación.

Si todavía no estás convencido del encanto de las escapadas de fin de semana en Andalucia, aquí tienes más razones que no te dejarán lugar a dudas. Andalucía no sólo ofrece magníficas playas, ciudades históricas, cultura, turismo de aventura y zonas rurales magníficas en verano, también es un destino de vacaciones privilegiado en invierno, ya que a sólo 25 minutos de Granada en coche, aparece Sierra Nevada con su magnífica estación de esquí. Hay nieve asegurada desde noviembre hasta mayo, sus pistas son anchas y aptas para todos. Después de un día de esquí podéis disfrutar de un ambiente animado de restaurantes, discotecas y pubs. Por supuesto, no dejéis de recorrer Granada, sede del Palacio de la Alhambra y de una gastronomía sin par.

En agosto Málaga desborda de turistas. Sus 160 km de costa y sus balnearios albergan a turistas del mundo entero en busca de relax, donde es posible encontrar enclaves recónditos para disfrutar de la tranquilidad del Mediterráneo. Pero si en tus escapadas de fin de semana en Andalucia no buscas sol y mar, en la cercanías de Málaga también encontramos servicios de turismo rural que aúnan aventura en contacto con la naturaleza y que programan salidas a los más de 15 espacios protegidos que posee la provincia. Bosques, ríos, montañas y una flora y fauna dignas de observar. La oferta de casas rurales y de viajes programados con todo incuido es muy amplia y no tendrás que preocuparte del transporte, equipos especiales, refrigerio, etc.

¡España es sinónimo de vacaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *