Saltar al contenido

Ejercicio de relajacion para estar preparado para un viaje

Este es una sencillo ejercicio que te ayudará a relajarte después de una jornada estresante. Ponte ropa cómoda, descálzate y quítate joyas, reloj o cualquier tipo de complemento. De forma muy suave haz unos cuantos movimientos giratorios muy lentamente con los pies, con las manos y con la cabeza, repito movimientos muy lentos, muy despacio al tiempo que comenzamos a respirar profundamente, cogiendo el aire por la nariz y expulsándolo por la boca. Después pon música relajante, túmbate en un lugar cómodo y con poca luz. Estira todo el cuerpo boca arriba, sigue respirando profunda y suavemente notando como entra el aire por la nariz y llega hasta los pulmones y lo soltamos por la boca.

 

Pasados unos minutos comienza a imaginar una imagen bonita, como un cielo azul, sin nubes, limpio. Intenta pensar en el olor del aire de un día despejado, piensa en lo a gusto que te sientes en un día así. Sigue respirando suave y profundamente. A ese cielo ponle en tu mente un inmenso y profundo océano azul calmado con las suaves olas y un bello sol  amaneciendo. Disfruta por unos minutos del placer de un día maravilloso.

 

Ahora para finalizar este ejercicio, piensa que tu estás dentro de ese paisaje, tumbado en una hierba verde y fresa, siente la relajación que te transmite esa sensación de libertad, frescura y armonía. Sigue respirando profunda y suavemente y comienza a disfrutar de la relajación a la que has conseguido llegar. Disfruta de ese momento inmensamente relajante y relajado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *